La Radioafición, un pasatiempo y un servicio | MINCOM

La Radioafición, un pasatiempo y un servicio

Fuente: 
Corresponsal de la Federación de Radioaficionados de Cuba

La Radioafición es a la vez un pasatiempo y un servicio. A diferencia de otros pasatiempos, esta actividad requiere que quienes lo practican (Radioaficionados) reciban una autorización o licencia de la entidad reguladora de las comunicaciones en el país.

 

El servicio de radioaficionados es de radiocomunicación que tiene por objeto la instrucción individual, la intercomunicación y los estudios técnicos realizados por personas debidamente autorizadas para el uso de las radiofrecuencias, que se interesan en estas actividades por motivos personales, sin fines de lucro y con vocación de servicio a la sociedad.

 

Los Radioaficionados sirven de apoyo a las autoridades y a la comunidad  en el enlace entre puntos donde no se dispone de una comunicación rápida durante situaciones de desastres o emergencias.

 

A cada Radioaficionado cubano, tal y como ocurre en cualquier parte del mundo, se le asigna una combinación de letras y números llamado indicativo o CALLSIGN, que lo identifica de manera personal a nivel mundial. La estructura del mismo incluye una primera parte conocida como PREFIJO, que en el caso de Cuba puede ser CO, CM, CL o T4, que es asignada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Un número que identifica la zona geográfica del país y un SUFIJO, formado por cierta cantidad de letras (1 a 4), único y exclusivo para cada operador.

Añadir nuevo comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.